Si eres de los que sigue pensando que las redes sociales son cosas de ninis o milenials, quizás este post te haga ver la luz y empezar a cuestionarte cómo tu empresa o negocio está presente en ellas.

Porque vender en redes sociales está en auge. No se trata de publicar cualquier cosa y a todas horas. Ahora tienes que plantearte muy bien dónde, cómo y cuándo publicas, tu audiencia y estar muy pendiente de su opinión y comentarios.

Muchas empresas y profesionales se muestran escépticos sobre las oportunidades que nos brinda el marketing de las redes sociales. Dejar tu web a la suerte, sin posicionamiento y sin ningún guiño en redes, ni un contenido a modo noticias o blog, ni nada para darte a conocer más allá de tu escaparate virtual es como apostar todo a una carta. Y perder.

La explicación es bien sencilla. Hablemos de un negocio físico, una tienda o comercio. Tiene un buen escaparate o al menos un cartel llamativo. Pero necesita hacerse publicidad de vez en cuando con unos flyers (diseñarlos, imprimirlos, repartirlos), anunciar sus ofertas y decirle a sus clientes “estoy aquí” y de alguna forma dar a conocer sus productos o servicios a cada persona, esperando que le recomienden. Se traduce en una cantidad de tiempo, dinero y esfuerzo. Pero se invierte en ello porque es una vía tradicional.

Ahora lo trasladamos a internet. Tienes tu escaparate que es tu web, pero no puedes esperar a que Google te ponga en la primera posición entre miles de competidores, más potentes y que han invertido mucho tiempo y dinero en ser Número uno. Sin embargo, hay formas de conseguir hacerse un hueco a nivel local o posicionándose en lo que otros no han hecho. Y luego están las redes sociales que puedes usarlas para hacer publicidad tantas veces como quieras y ¡casi GRATIS!. Sí, casi gratis porque también te piden que inviertas en tu posicionamiento a modo de anuncios, nuevos seguidores. No se trata de gastar cientos de euros. Con pequeñas campañas se pueden conseguir grandes resultados. Hay que hacerlo bien, conociendo a tu audiencia, buscando el apoyo de tus seguidores y conquistar no sólo con tus servicios y productos, sino también con tu lado emotivo y cercano a tus clientes potenciales y buscando apoyo de toda tu organización. En redes hay que ser generoso: comparte y serás compartido ;).

 

POR QUÉ SON TAN IMPORTANTES LAS REDES SOCIALES PARA EMPRESAS

Una de las tendencias en marketing que va a triunfar en 2019 (aunque ya lo viene haciendo desde hace unos años) es el instant commerce. Y ¿por qué es tan importante? Porque está comprobado que los consumidores buscan una experiencia de compra instantánea. Gracias a internet y la inmediatez tardamos menos tiempo en decidir una compra o una decisión relacionada con el consumo. Lo quiero, lo busco y compro, es la dinámica.

Cuando compramos lo queremos en el momento y esta nueva necesidad ha hecho que muchas grandes empresas y Marketplace hayan puesto todo su empeño es mejorar la logística y las entregas rápidas.

¿Cómo influye la compra por impulso o instant commerce en la web?

La compra por impulso se ha ido instaurando en muchos e-commerce. Páginas web, plataformas de venta y aplicaciones móviles han desarrollado estrategias propias para lograr que el consumidor compre sin pensar o que no salga de la tienda sin hacerse con lo que venía a buscar y algo más.

Las redes sociales, especialmente plataformas como Facebook, Instagram o Pinterest, han sabido captar esta nueva oportunidad de negocio. Incluso YouTube ha incluido recientemente las compras dentro de las descripciones de los vídeos.

De hecho Facebook tras varias crisis es de las redes que mejor ha sabido orientar comercialmente sus espacios publicitarios y herramientas para los perfiles comerciales o de empresa.

Lo mismo ha sucedido con Pinterest que de ser una plataforma dedicada a compartir contenidos ha pasado a incorporar procesos de venta a través del denominado visual commerce.

Es decir que ya no basta con tener una página web o un e-commerce atractivo sino que el esfuerzo de la venta tiene que estar basado primero en un buen posicionamiento web y en contenidos, sin olvidar el apoyo en redes sociales que nos proporcionan una potente audiencia para vender. Las redes sociales vendrían a ser como un “televenta” con emisión las 24 horas del día con una efectividad mayor que un flyer por hora para un mínimo de 1.000 unidades que vendría a costarnos unos 15-20€ y, en total estaríamos “ahorrando” cientos de euros al día o al mes. Con lo cuál, ¿por qué no invertir un mínimo de 100€ al mes en redes sociales?

Sólo un par de datos al respecto: en 2017 los 500 principales distribuidores a nivel mundial ganaron gracias a la venta o social selling más de 6.500 millones de dólares. Y el otro dato es que la influencia de las redes sociales para la compra se sitúa según la franja de edad entre un 50 y más del 70%, aunque posiblemente este año lo supere. Es para lanzarse, ¿o no?

 

SOCIAL SELLING O CÓMO VENDER EN REDES SOCIALES

Por desgracia (y por suerte para en algunos casos para nosotros) muchas empresas, comercios y profesionales no cuentan con un perfil en redes sociales o éste no está enfocado a la venta o promoción de sus productos o servicios. La mayoría quedan a la deriva por falta de tiempo o con contenidos de baja calidad que no atraen a nuevos clientes o que sólo cuentan con los Me gusta de seguidores cercanos (empleados, amigos, familiares). Y al poco tiempo, mueren.

En Décimoarte te ofrecemos unos tips para sacarle el máximo partido a tus redes sociales, aunque ya sabes que puedes recurrir a nosotros para aplicar técnicas profesionales e invertir el tiempo que requiere para obtener resultados:

  1. Dedica tiempo (eso que a veces no cuentan muchas empresas o profesionales para estas cosas) a buscar seguidores de calidad y captar a tu audiencia objetivo. No se trata de números y tener miles de seguidores, sino que los que tengan sean clientes potenciales.
  2. Tus redes sociales no son tu web. Las redes sociales son una herramienta de difusión de tu web, pero lo que interesa es que dirijan tráfico hacia tu página y tus productos para la compra o simplemente para que rellenen un formulario de contacto. No olvides que primero es fundamental un buen diseño responsive (adaptado a móviles) y un buen posicionamiento (te interesará leer nuestro post Posicionarse o morir: las nuevas exigencias para empresas en el universo online).
  3. Marca un calendario mes a mes de aquello que quieres promocionar. Puede ser un evento (como el aniversario de tu empresa o negocio), una fecha festiva o importante para venta (San Valentín, Semana Santa) o simplemente una oferta que quieras programar (fin de existencias, 2×1, black friday).
  4. Se constante en las publicaciones. Marca una frecuencia que seas capaz de cumplir. De nada sirven 5 o 10 publicaciones en el mismo día, si luego estás varios días o incluso semanas sin decir nada. Tampoco bombardees a tu audiencia ya que podrían penalizarte como spam.
  5. Utiliza recursos visuales y trata de no repetir el mismo contenido o la misma imagen. También utiliza algún pequeño vídeo que es el doble de eficaz que una imagen para la venta.
  6. Busca la participación de tu audiencia. Responde amablemente a sus comentarios y anima a que den su opinión o te etiqueten o mencionen de forma positiva en sus contenidos.
  7. No te olvides de enlazar a tu web o a los productos que promociones.
  8. Procura derivar las consultas, quejas o reclamaciones a los canales de atención al cliente (teléfono, email, formulario web). No conviertas las redes en un tablón de incidencias.
  9. Y como siempre comparte contenidos de tus clientes, proveedores y de tus seguidores.
  10. Y como ya venimos diciendo potencia contenidos con una inversión en publicidad en redes aunque sea pequeña para llegar mejor a tu audiencia y a nuevos clientes.

En próximos post te contaremos cómo mejorar los resultados de venta en redes sociales mediante publicidad y algunos herramientas útiles.

SOCIAL E-COMMERCE: LÍDER EN TENDENCIAS PARA 2019
5 (100%) 2 votes

Comparte ...