Es el momento de lanzarte al mundo online o renovarte y en décimoarte te ofrecemos los pasos para hacerlo con éxito.

En nuestro anterior post Posicionarse o morir: las nuevas exigencias para empresas en el universo online, aclarábamos algunos inconvenientes y el hándicap que supone para las empresas el hecho de mantener una web obsoleta o no contar con su web empresa. Si es tu caso, lee atentamente este post, porque te ofrecemos una lista de acciones y consejos previos sobre cómo plantear tu nueva web.


Analiza tu imagen corporativa

Si vas a dar el paso de renovar o lanzar definitivamente tu web, antes de subir el primer contenido, observa tu logo y la imagen de tu empresa al exterior. Quizás sea el momento de plantearse un rebranding o actualizar tu diseño offline. También puede ser buen momento para el rediseño de otros documentos y publicidades como tu dossier, catálogos comerciales, folletos corporativos, etc. Una encuesta entre tus clientes y empleados sobre la imagen que proyectas puede ser un excelente indicador sobre si estás a la moda o si por el contrario te quedaste en el siglo pasado.


Elige un tipo de web que represente tus objetivos

¿Quieres únicamente presentar tu empresa a los clientes o prefieres que sea una prolongación de tu red de ventas? Según tu respuesta podrás optar entre estos tipos principales de web:

  • Web presentación donde destacan las secciones de quiénes somos y servicios y productos a modo dossier. Una web que no requiere un mantenimiento constante y con una mínima actualización, pero que tampoco reporta grandes resultados en posicionamiento.
  • Web de empresa más extensa que el dossier y más dirigida a captar clientes. Deberás hacer un esfuerzo en algunas secciones de noticias, blog y más hincapié en la presentación de servicios y productos, así como vías de contacto o comunicacción con los clientes, a través de la propia web o mediante acciones de e-mail marketing.
  • Web de venta online. La más importante y enfocada a venta de productos y servicios. Es la que requiere mayor inversión económica y de medios humanos, pero sin duda la que más demandan empresas por los beneficios que reporta la venta online.


Estudia con detalle la posición (online) de tu competencia

Si han aumentado las empresas de tu sector y con tu mismo producto o servicio es importante que en este punto los conozcas. Realiza un estudio de mercado para saber quiénes son, cuáles son sus puntos débiles y fuertes y su presencia online. Con estos datos deberás buscar tus ventajas y diferenciarte respecto de la competencia, por ejemplo destacando un servicio o producto o dotando de valor añadido ofreciendo una calidad más alta, un precio más económico o alguna característica más atrayente. Ese mensaje es el que transmitirá a través de tu web de forma reiterada pero sutilmente. Estos datos son claves para el posicionamiento natural (SEO) de tu empresa.


Prepara tu empresa para el nuevo objetivo online

Sin entrar en materia de complejos planes de marketing y comunicación, lo primero es saber si tu empresa va a necesitar apoyo en el apartado digital. Según plantees tu nueva web, enfocada como presentación o a la venta comercial, así como los servicios o productos que va a llevar asociados, necesitarás disponer de un webmaster que actualice los contenidos, hasta un community manager o social media que gestione el plan en redes sociales. En el caso de la venta online deberás plantear una buena gestión de almacén y de stock de productos, así como de la logística y la política de envíos, devolución, precios, etc. También deberás reforzar la atención al cliente respecto al canal de venta tradicional.


Plantea tu web de forma organizada

Selecciona un buen equipo responsable del diseño de la web de empresa, capaz de tomar decisiones y aportar ideas. A continuación toma nota de estas acciones a tener en cuenta inicialmente antes de buscar un servicio de diseño web:

  1. Construye la arquitectura de la web: Se trata de establecer un menú o mapa de contenidos de forma lógica y siempre pensando en el cliente o internauta.
  2. Busca un dominio con tu nombre de empresa y si estuviera ocupado el más próximo que no cree confusiones o te distinga en las búsquedas. Evita incluir guiones o nombres demasiado extensos y difíciles de memorizar. Procura reservar diferentes extensiones .es .com entre otras.
  3. Con tu dominio y analizando la competencia, marca las palabras clave (keywords)que definen a tu empresa y a tu producto o servicio, para realizar una primera aproximación al estudio de posicionamiento natural (SEO) de tu web.
  4. Establece una primera selección de los contenidosde tu web según la arquitectura de la página y acordes a la imagen que quieres proyectar.

Estas primeras acciones las veremos con más detalle en próximos post de nuestro blog. Como siempre te invitamos a dar un vistazo a nuestros planes para web y otros servicios para empresas que quieren estar al día en el universo online y en las primeras posiciones. Si tienes alguna duda o prefieres que te asesoremos desde el principio en décimoarte te ofrecemos los mejores planes web y un equipo de expertos a tu servicio.

Tips y acciones para lograr el mejor diseño de tu nueva web de empresa
4.7 (93.33%) 6 votes