Black Friday, Navidad, Rebajas… la competencia va a ser feroz en estas fechas. El triunfo de tu e-commerce es sólo cuestión de un clic y de aplicar estrategias y herramientas que están al alcance de todos. Una de ellas es el diseño de landing pages. Te explicamos qué es y cómo las gestionamos en décimoarte.

 

¿Qué es una landing page?

Una landing page o página de aterrizaje es una web preliminar especializada que redirige a tus clientes e internautas a una parte concreta de tu web, ya sea un producto, un servicio o simplemente una cuestión de branding o imagen de marca.

Empleemos como simil la práctica de la pesca. Si quieres una buena pieza tendrás que buscar la manera de conseguirla. Eliges el mejor material (gráfico), un buen escenario (posiconamiento SEM SEO) y tu estrategia de marketing. Y esperas a que piquen.

Así es la landing page. Un recurso para que dentro de toda la oferta o servicios que ofreces en tu web, se destaque uno que atraiga a tu público objetivo y consigas conversione so leads de forma más directa (ya sea tu objetivo la venta, propagandístico o un llamamiento informativo).

 

¿Para qué sirve una landing page?

Sirve principalmente para posicionar tu marca, un producto o servicio con un objetivo promocional o de venta. La landing page es una portada o un enlace previo a tu web corporativa o e-commerce con un contenido muy reducido. Aunque no es exacto, digamos que es como un flyer pero con funciones extras como las call to action, formularios de contacto, vídeo y otras funciones.

Puedes poner en marcha una landing page en alguno de los siguientes casos:

  • Branding o imagen de marca. Cuando has realizado un cambio concreto en tu empresa o en la marca y quieres que los consumidores se centren en esa información. Podrías ponerlo en tu home page o mediante un pop-up, pero no llamaría tanto la atención como una landing page donde explicar brevemente esta novedad. Un ejemplo muy claro es el de los productos lácteos de una famosa marca que cambian de nombre cada poco tiempo (los yogures del jroña que jroña).
  • Conversión relacionada con la obtención de datos, por ejemplo para recabar información a través de un formulario, conocer la opinión de tus clientes sobre un determinado producto o hacerles participar en una estadística. En este caso, te recomendamos que el esfuerzo se acompañe de una recompensa como un descuento, regalo promocional o participación en un concurso.
  • Conversión para e-commerce, es decir para la venta de un producto o servicio. Es uno de los casos más frecuentes en el uso de las landing page y que más leads (conversiones) produce en cuanto a posicionamiento y otras estrategias de marketing digital.

 

¿Cómo plantear una buena landing page? Características

Nos centraremos en el caso de las ventas que son como comentábamos el caso más frecuente y que más usos de landing page genera.

  1. Busca un diseño impactante y directo. La landing page puede plantearse como una imagen única con un slogan y una breve explicación. Piensa en el concepto de flyer. Apenas tienes una oportunidad, un par de segundos para atraer visualmente al cliente y que antes de hacer clic en cerrar, quede seducido y haga clic en el botón mágico de Ver más o Comprar.
  2. Incluye Call to Action: se trata de botones y recursos con mensajes directos como acabamos de indicar destinados a una Llamada a la Acción. Con ellos podemos dirigirles a la compra directa de un producto, a rellenar un formulario o a realizar una llamada telefónica (por ejemplo si entrar desde un smartphone) o a hacerse fan en nuestras redes sociales.
  3. Posiciona en buscadores y redes sociales. En el caso de las landing, el posicionamiento de pago SEO es imprescindible. El enlace será externo y promocionarlo es la mejor forma (por no decir, casi la única) de dirigir la navegación. El blogging y redes sociales con fan page específicas pueden ser un recurso muy útil y rentable.
  4. Mide todos los resultados. Tanto de las call to action como del posicionamiento y visitas para conocer en cada paso y elaborar el tu funnel o embudo de ventas, que te servirán para próximas acciones.

 

¿Cuándo activar una landing page?

Como ya hemos tratado anteriormente, las landing se emplean en casos y campañas muy concretas. Puedes plantearlas en un periodo corto de tiempo como podría ser de una semana a un mes, con el fin de desarrollar toda la campaña y dar tiempo a los consumidores a realizar la acción y a posicionarla. Desafortunadamente, las landing no son para siempre y van perdiendo efecto. Es decir, que tienen fecha de caducidad y antes de volver a la carga necesitan un tiempo de reposo.

Una vez que has obtenido los resultados, recuerda desactivar la campaña y los enlaces deberán redireccionar a tu web corporativa o un mensaje que informe al navegante que la campaña ya no está activa.

Practica el Landing Page para generar beneficios
4.3 (86.67%) 3 votes