Nuestros amigos de Okodia, agencia de traducción, nos han facilitado consejos que debes tener en cuenta a la hora de traducir tu tienda online, gracias por vuestra colaboración con décimoarte.

“¿En qué idioma debe estar mi tienda online?” Es una de las preguntas que más escuchamos en Okodia en los proyectos de traducir ecommerce y que seguramente también escucharán los profesionales que, como décimoarte, se dedican a este complicado, pero divertido mundo digital.

Elegir correctamente el idioma o los idiomas que hable tu web es, quizá, la decisión más importante que tomes este año, así que merece la pena dedicarle toda nuestra atención y, por supuesto, la tuya. ¿Vamos a ello?

 

Traducir ecommerce: el perfil de tus clientes

En Okodia llevamos mucho tiempo en este mundillo y te podemos asegurar que la mayor parte de las empresas que se lanza a traducir su web sin planificar previamente el tipo de clientes a los que quieren llegar, simplemente… Fracasan.

Así, el primer consejo que te podemos dar antes de plantearte la traducción de tu tienda online es que dibujes el perfil tipo de los clientes a los que vas a dirigir los contenidos digitales: nacionalidad, lengua materna, dialectos de la región donde viven, moda, gastronomía, intereses, costumbres de compra, hábitos de compra online, etc.

 

Traducir ecommerce: quien mucho abarca, poco aprieta

¿Te suena este refrán, verdad? Aunque parezca “viejuno” es una verdad como un templo que también tiene cabida en esa moderna especialidad llamada “traducir web”. En este sentido, en el de traducir ecommerce, el consejo es bastante simple sobre todo si estás empezando con tu tienda online: elige uno o dos países diferentes al tuyo y manda traducir web a sólo uno o dos idiomas diferentes. Parece que estamos tirando piedras sobre nuestro propio tejado porque una de las especialidades de Okodia es, precisamente, la traducción ecommerce, pero créeme, te lo decimos por experiencia. Si te empeñas en hacer traducir tu tienda virtual a mil y un idiomas diferentes tendrás que:

  1. Invertir muchísimo dinero en una traducción web de calidad que incluya tanto los textos visibles como esos textos que tu cliente no ve, pero que son vitales a la hora del posicionamiento SEO: etiquetas ALT de las imágenes, títulos, subtítulos, metadescripciones, etc.
  2. Invertir un presupuesto considerable en contratar profesionales del marketing online que promocionen tu tienda online en los diferentes países donde pretendas vender. A ese dinero añádele los costes de tiempo dedicado a mantener reuniones, leer informes, analizar problemas, buscar soluciones, etc.
  3. Invertir el presupuesto necesario para contratar redactores de calidad para que redacten las fichas de tus productos web o, en su defecto, enviar a traducir cada una de estas fichas a una agencia con experiencia contrastada en traducir web comercial.

 

Y la pregunta del millón: ¿en qué idiomas traduzco mi tienda online?  

Y ahora te preguntarás, ¿cómo elijo ese par de idiomas extranjeros de entre los cientos de lenguas que se hablan en el mundo? No hay una respuesta única e infalible, pero sí hay algunas normas no escritas que pueden venirte bien, por ejemplo:

  1. Nos guste más o nos guste menos, el inglés es el idioma comercial por excelencia. Con eso lo decimos todo.
  2. El chino mandarín es el idioma más hablado del mundo, pero si tu presupuesto es limitado desde Okodia no te aconsejamos que lo elijas para traducir tu tienda online. El motivo no es la complejidad del idioma en sí, sino la complejidad de llegar al corazón y al bolsillo de un grupo de clientes con unas raíces culturales, idiomáticas y de consumo tan diferentes que necesitarás contratar un trabajo previo de investigación antes de redactar y hacer traducir los contenidos de tu web.
  3. Si tu presupuesto es limitado o tienes poco tiempo para llevar este proyecto evita riesgos eligiendo un idioma europeo culturalmente cercano al tuyo como, por ejemplo, alemán, italiano, portugués o francés.
¿En qué idiomas debe estar mi tienda online?
5 (100%) 2 votes