Si hemos conseguido convencerte en anteriores post para lanzarte a crear tu nueva y flamante web de empresa, pon atención en los siguientes tips que te ofrecemos desde décimoarte sobre qué y cómo debes planificar antes de poner el primer elemento.

 

Web de empresa o tienda online

En función de tu tipo negocio o actividad comercial debes elegir entre una de estas modalidades, según tus necesidades. Puedes tener una web de empresa que sea únicamente una presentación de tu marca, productos o servicios o bien decidirte por la venta en Internet con una tienda o comercio online.

Tu decisión supone diferentes estrategias y otros aspectos relativos al diseño, programación, etc.


No todos los hosting valen

En cuestión de alojamiento no todos ofrecen las mismas opciones en cuanto a programación, bases de datos,… No te dejes llevar por el precio y las ofertas de descuento, especialmente si quieres crear una web sólida, funcional y, más aún, si pretendes abrir tu tienda online.

Si tu web de empresa va a ser más que un dossier virtual, quédate con estas 3 claves para contratar tu hosting:

  • Web dinámica.
  • Hosting compartido premiun o hosting privado (VPS).
  • Compatibilidad con el CMS o tipo de programación de la aplicación web (ASP.net, PHP…).
  • HTTPS si vas a crear una tienda online.

 

Y, ¿qué CMS elegir? Actualmente existen diversos gestores o plataformas que facilitan el diseño y programación con temas o plantillas, plugins y aplicaciones más o menos sencillas de configurar. Los CMS más populares son WordPress o Joomla (si tu web va enfocada a presentar tu empresa) y Prestashop o Magento (si está más enfocado como tienda online).

 

El dominio sí importa

El dominio o dirección de tu web será lo primero que debes plantear para decir al mundo que tienes una web y que tus clientes encontrarán en los buscadores (Google, Yahoo, Bing,…).

Con más de 30 años de historia de Internet y cerca de 1.000 millones de páginas web alojadas, si el dominio de tus sueños está libre, tienes suerte. Si no lo está, plantea un nombre que sea fácil de reconocer y asociar a tu empresa y, trata de evitar nombres demasiado largos, guiones, etc. Si tu empresa es de nueva creación antes de ponerle nombre consulta si el dominio está libre en las versiones .es y .com, principalmente.

 

La estructura lo es casi todo

Ahora viene la parte interesante y, posiblemente la que más reuniones necesite de las mentes creativas de tu empresa. Crear la estructura de contenidos o arquitectura web, para ser más concisos el esqueleto o mapa de tu web.

Piensa para inspirarte que tu empresa es un restaurante y en su carta. La estructura es la base para crear lo que se denomina una experiencia de usuario con las siguientes pautas:

  • Crea un menú principal claro, que represente las áreas de tu empresa, con acceso a submenús más amplios. Lo más básico es: Home, Nosotros o Quiénes Somos, Servicios o Productos, Contacto, Blog o Noticias y FAQ (Preguntas Frecuentes). Recuerda la carta de restaurante: entrantes, ensaladas, carnes…
  • No te repitas en exceso. Tener una web no significa rellenar secciones como si fuera una colección o un campeonato. Procura que cada apartado se dirija a un tema específico y contenga links a otros apartados.
  • Crea enlaces internos (linkbuildind o linkjuice) para dirigir a los usuarios a más información dentro de tu página y siempre informando en qué sección se encuentran (breadcrumbs o migas de pan).

Para conseguir una estructura adecuada debes pensar no sólo en qué quieres publicar y los servicios y productos de tu empresa. Debes pensar también en los usuarios y ofrecerles unos contenidos de calidad y que la navegación sea lógica, agradable y adoren tu página.

 

Enamora con tu diseño

El usuario de Internet es animal de costumbres. Si no le atraes en los 15 a 30 primeros segundos, huirá de tu web o la visitará con menor frecuencia. Para que se enamore de tu web y llegue a tus contenidos, apunta los siguientes consejos:

  • Mira las tendencias y la competencia. Actualmente el diseño web abandonó la estética de bloque o ladrillo y ahora se llevan los diseños claros, limpios y muy visuales. Una imagen vale más que mil palabras (aunque éstas también son importantes).
  • Usa mensajes directos en las secciones o páginas principales muy enfocados a tu marketing, con párrafos cortos y acompañados de alguna imagen. Véndete bien y habla de tus puntos fuertes.
  • Emplea colores (mejor si son los corporativos) donde sea necesario pero no abuses de los elementos gráficos ni uses colores estridentes porque crearás un efecto mosaico en tu web o provocarás estrés visual.
  • Aplica algún slider, efectos visuales y animaciones, pero de nuevo no abuses. Provocarás estrés visual como en el caso de los colores.

 

No olvides tu estrategia de marketing online

Siempre es importante tener una estrategia en tu empresa y más en el apartado online. No sólo se trata de tener una web buena, bonita y posicionada, sino de acompañarla de otras acciones para que todo se retroalimente y tu ranking y popularidad se extienda por toda la red. La estrategia de marketing online que deben apoyar a tu web son:

  • Blogging
  • Email Marketing
  • Social Media
  • Posicionamiento SEO (en motores de búsqueda) y SEM (publicidad en buscadores).

En décimoArte siempre te recomendamos que consultes y contrates servicios profesionales para el diseño y posicionamiento de tu web, así como para crear las estrategias de marketing online. Contacta con nosotros y te ofreceremos un plan a medida.

Consejos webmáster para crear tu web de cero
5 (100%) 1 vote